El modelo

(2012).45'

Auscultar el alma en busca de la perversión inmanente al ser humano, es una de las líneas de exploración en el cine de Germán Scelso. Su acercamiento al quehacer cinematográfico se basa en una adjudicación incisiva del retrato como subgénero documental. Las variantes que Scelso aporta al lenguaje en este aspecto pasan por cierta conmoción infligida a voluntad en la relación entablada con el objeto-personaje. Ya no estamos ante el retratista que despliega su visión personal al copiar, emular o reinterpretar al personaje en el lienzo-pantalla. Scelso va más allá, pues si el retratado no le brinda el ángulo deseado, interviene para propiciar la situación, el comentario o el gesto pertinente. Lejano queda el pintor que en el lienzo corrige la sonrisa —o en el caso de Scelso, la mueca.

Los fundamentos documentales del cine de Scelso (radicado en Barcelona) que no implican limitación alguna para él como director, ya sea en el plano formal o en el plano ético, se leen diáfanamente en El modelo. El título no solamente nos recuerda que estamos ante uno de sus pecados recurrentes —el retrato, en este caso de Jordi, un perturbado barcelonés, malformado, que vive del subsidio estatal por incapacidad física, pero que ejerce el limosneo agresivo por el simple gusto de esquilmar al prójimo. No hay un ímpetu contemplativo en este cine, ni observacional. Scelso recurre a la acción directa, al entrometimiento desfachatado en el encuadre y en el oscuro eje de Jordi, rompiendo todo código ético y preconcebido con el objeto documental. Scelso reacciona a los irrespetos de Jordi, se defiende, pero también lo confronta, le miente y le tiende emboscadas para generar sucesos cinematográficos. La contravención de la ética funciona como gozne entre la realidad y el espectador. “La idea de que es posible grabar cualquier cosa, va enseñándote tus límites, tu ética”. Se abre campo un escultor maquiavélico, distanciado de la representación y cercano a la manipulación directa del retratado, inclusive ante cámara, en una misteriosa cuesta por alcanzar el desdoblamiento personal y el autoconocimiento a partir del otro, así como el más violento cuestionamiento al espectador y su cómoda —burguesa, gruñiría Scelso— posición. Más allá, el tema último que Scelso pretende atender: el sistema económico que nos oprime el corazón y que nos margina —sin dejarnos ir—, el modelo social que nos es impuesto y que desde adentro nos carcome el espíritu y el cuerpo, ese ajado y deforme receptáculo de nuestros complejos y miserias. Maximiliano Cruz (FICUNAM 2013)

El modelo Trailer

Trailer

Ficha técnica

Formato original: MIniDV.

Formato proyección: BluRay.

Duración: 45'.

Dirección y montaje: Germán Scelso.

Con la participación de:Jordi Pasarín Berzal.

Festivales

TRANSCINEMA Festival Internacional de Cine de No Ficción – Lima, Perú, 2013.

Subversive Film Festival – Zagreb, Croacia, 2013. / FICUNAM Festival Internacional de Cine Universidad Autónoma de México, México DF, 2013.

Premiere en PUNTO DE VISTA Festival de Cine Documental de Navarra, Pamplona, España, 2013. MENCION ESPECIAL DEL JURADO.

Germán Scelso

(Buenos Aires, 1976)
"¿Tiene que quedar muerta o puede ser el simulacro? (Poema violento, Scelso, 1996) "