David Domingo

(Valencia, 1973)
"Todo lo que tocas se convierte en oro de imitación"

Filmografía

Filmografía
Sobre el autor

David Domingo, también conocido como Stanley Sunday o Davidson, nace en Valencia en 1973. Impresionado desde tierna edad por los discursos afirmativos de la incipiente era del blockbuster en Hollywood, su carrera se construirá como un apasionado y sincero intento de perpetuación doméstica de tales epopeyas cinematográficas. A primeros de los noventa, mientras estudia la carrera de imagen, inicia su carrera como cineasta. Las posibilidades de los formatos domésticos como el vhs o más tarde el Súper 8 le permitirán construir de forma artesanal sus primeros trabajos, con la inestimable ayuda de sus amigos, siempre dispuestos a salir de actores. El sentido del humor, un cierto aroma camp y el legado de cineastas under como Warhol, Zulueta, Kenneth Anger, Bruce Conner o los hermanos Kuchar se hará notar en sus primeros cortometrajes, tales como, "Súper 8" (1996), "La mansión acelerada" (1997), "Ataque en la jungla" (1998), "El monstruo me come" (1999), "Desayunos y meriendas" (2002) o "Peces de colores" (2003). El uso del 16 mm. por un lado y la tecnología digital por otro le permiten conquistar nuevas texturas y formatos.

En el año 2004 remonta el largometraje "El exorcista" y lo convierte en un musical con canciones de Fatboy Slim, Daft Punk o The Doors. En el 2004 y el 2005 rueda en la "habitación del fondo" de su casa dos largometrajes, "Los productores" y "Gripe". En los años posteriores hasta la actualidad, sigue alternando los diferentes soportes y formatos. Continúa trabajando la técnica del collage y del remontaje ("Disney Attraction Highlighs Nº 1", 2009) e incorpora a su campo de interés la proyección multipantalla con diferentes proyectores ("Navajazo", "Días tronados", 2010). Estas sesiones trascienden lo que sería una rutinaria proyección gracias a su componente de espectáculo, de performance y de juego con el espectador.

A partir del año 2011 descubre la música de Afrika Pseudobruitismus, que le deja una honda huella y le impulsa a hacer una serie de videoclips para el mismo.